Una gran oportunidad para recordar que vamos a lidiar con las murallas en nuestra vida; pero es necesario recordar que Dios siempre tiene una estrategia y no siempre tendrá sentido.