Christopher Mattix, abrió su corazón y compartió su testimonio con La Resistencia para hablar específicamente sobre el servicio a Dios en la iglesia.

Si eres cristiano por mucho tiempo, o quizás estás comenzado a dar los primeros pasos en el servicio a nuestro Señor Jesucristo, el misionero Christopher Mattix, nos relató algunas de sus experiencias durante sus comienzos en el servicio al Señor, y de esa manera,  agradar a Dios con su llamado.

Christopher Mattix, es misionero en Bolivia por varios años y viene enseñando la Palabra de Dios en el oriente y chaco boliviano, así como también en el país andino del Perú y hace unos meses en Colombia.

Es dueño y administrador de la página web “Recursos Cristianos”, donde se pueden adquirir distintos estudios de la Palabra de Dios, relacionados con doctrina e historia de la iglesia entre otros. Estudió Teología en el instituto EMMAUS en los Estados Unidos y fue en ese lugar cuando comenzó a obedecer a lo que Dios lo había llamado.

A los 18 años de edad y con el deseo de poder estudiar administración de empresas, lo planes de Christopher fueron cambiando según la voluntad de Dios. Ya que él no tenía la intención de ser misionero al igual que sus padres y hermanos.

Christopher buscó la oportunidad de poder estudiar algo diferente  relacionado a los negocios, sin embargo,  a pedido de sus padres, fue convencido para estudiar y terminar los cursos en el instituto EMMAUS de los Estados Unidos. Fue en ese momento cuando su vida comenzó a cambiar totalmente.

Tradicionalmente, solemos definir y celebrar (en algunos casos), las fechas cuando hemos decidió seguir a Cristo. A diferencia de todo lo normal, Chris no recuerda exactamente cuándo acepto a Cristo en su corazón, pero lo que si recuerda, es el tiempo en el que Dios fue cambiando su vida, su modo de pensar y actuar y resultado de todo ello, su futuro.

A comienzos de sus estudios en teología en los Estados Unidos, pudo apreciar algunas realidades evidentes en el servicio a Cristo que hasta en la actualidad suceden pero que debemos estar alertas y analizarnos constantemente para obedecer a la voluntad de Dios.

La primera, es que no todos los que dicen seguir a Cristo, llegan a conocerlo personalmente. La frase que utilizó Chris fue: “no es lo mismo conocer a Cristo, que conocer de Cristo” Por lo tanto, el primer consejo para servir al Señor, es examinarse a sí mismo y de manera diaria con el fin de compartir  y experimentar una relación de amistad con Cristo.

Es fácil poder confundir el servicio al Señor, cuando lo relacionamos con los conocimientos adquiridos acerca de la Palabra de Dios, cantidad e actividades dentro una congregación, obtener títulos o cargos dentro la iglesia, pertenecer a algún ministerio, etc. Christopher, enfatiza que servir a Cristo y conocerle a Él, comienza con una experiencia diaria en comunión, oración y estudio de su Palabra de manera que sea aplicada a nuestras vidas y en toda nuestra forma de vivir y relacionarnos con los demás. Tanto en los Estados Unidos como en América Latina, se tiene esta tenencia, a confundir el servicio en relación con el tiempo de asistencia a la iglesia, el número de libros o comentarios leídos. El servicio a Cristo se hace desde el corazón de manera diaria, continua y perseverante.

El segundo consejo es que podamos experimentar las verdades que están escritas en la palabra de Dios. Durante la entrevista, Chris confesó que pasó momentos y diversos periodos de prueba al comienzo de su llamado y que incluso, llegó a tener dudas de la  misma Palabra de Dios (como todo creyente alguna vez, o las ha tenido y quizás querido lector aún las tienes).

Llegado el momento, manifestó haber cuestionado las verdades de la biblia, se realizaba preguntas acerca el dolor en el mundo, la veracidad de la oración, el infierno, disgustos con Dios y de las situaciones que él pasaba entre algunas otras preguntas relacionadas con la cristiandad.

Fue entonces cuando comenzó a buscar más a Dios para aclarar esas dudas y experimentar las verdades y promesas de su palabra. Se empeñó a estudiar la palabra de Dios, y a buscar respuestas a todas sus interrogantes, y a comprobar si era la verdad. De esa forma, es que Christopher manifiesta que “Mi Fe es basada en evidencias y que el cristianismo y la Palabra de Dios tiene pruebas excepcionales en la ciencia, historia y en lógica dentro de todos sus textos y versículos bíblicos”. Todo eso fue posible sólo con estudio consciente de la Palabra de Dios, momentos de oración y largas horas de meditación.

El tercer consejo es que; durante el servicio al Señor, y durante nuestra relación con El, habrán momentos donde tengamos que sufrir y morir a nosotros mismos. “Yo desearía que todo el mundo tenga las enseñanzas que yo tuve, pero no el sufrimiento” Dijo  Chris durante la entrevista citando a CS Lewis, con una frase que se refiere a que el sufrimiento muchas veces nos ayuda a cercarnos más a Dios y a depender de EL. “El sufrimiento es el megáfono de Dios a un mundo que está muriendo”. Debemos aprender a aceptar la voluntad de Dios bajo cualquier circunstancia, eso implica que nuestros planes, sueños y metas pueden cambiar con un propósito divino.

La cuarta enseñanza es que para servir al Señor debemos pedir y orar por la voluntad de Dios.  Es evidente que  nosotros no tenemos ni idea de lo que va a suceder en el fututo, y debemos saber esperar en Dios y aunque sucedan cosas que no las entendamos, todas serán para nuestro bien.

Y la última, es preparase y desarrollar  el don que Dios te ha dado.. “Dios merece lo mejor, no para que nos vean a nosotros sino para reflejar a Dios y darle la gloria… No debemos tener miedo a la excelencia”, así expresó y observo la falta de preparación de jóvenes y líderes en las iglesias. “Si hacemos las cosas a medias, hacemos quedar mal a Dios… No prepararse para la enseñanza, es un insulto a Dios”. Sin duda, todos nos encontramos en un proceso de cambio y transformación de parte del Espíritu Santo que obra en nosotros desde el momento de nuestra conversión.

De esa forma, finalizó con el último consejo que es Honrar y dar la Gloria a Dios en todo lo que hacemos, por más pequeña que parezca. Christopher finalizó la entrevista dejando en claro que los líderes jóvenes, adultos, ancianos, predicadores, en fin todo cristiano, debe prepararse para el servicio de Dios para honrarle y dar lo mejor de sí con el único fin de que reflejemos a Cristo en nuestra forma de pensar y actuar, ayudando a las personas que sufran algún tipo de  necesidad con la humildad que caracterizó a Cristo Señor nuestro.